2.2 Postoperatorio de Artrodesis lumbar

Postoperatorio de Artrodesis lumbar

Cuando el médico responsable que lleva su caso decida el alta, usted recibirá un informe clínico detallando las características de su enfermedad, el tipo de intervención practicada y el tratamiento a seguir en casa. Así mismo será remitido a la Consulta Externa de Neurocirugía en un plazo concreto, con el fin de realizar un seguimiento evolutivo de su caso. 


Tras una operación de artrodesis lumbar la recuperación puede ser larga, en ocasiones se debe esperar hasta 6 meses para una recuperación de las actividades normales. Puede necesitar inicialmente varios medicamentos para controlar el dolor y en ocasiones se solicitarán sesiones de rehabilitación para facilitar una correcta recuperación.

Consejos tras la Intervención:

El periodo de recuperación postoperatoria es variable y puede ir desde uno a 6 meses. A continuación se le van a facilitar una serie de consejos útiles durante el primer mes después de la cirugía. Debe recordar que durante este tiempo debe procurar guardar reposo físico y psíquico, evitar viajes y desplazamientos, y tomar una serie de medidas que a continuación se relacionan:

PRIMERAS DOS SEMANAS:

Habitualmente el paciente operado de una artrodesis lumbar es dado de alta entre 4-7 días, si no existen complicaciones. Ello no debe hacerle creer que cuando Vd. se va a casa ha terminado todo. Debe aceptar que Vd. va a seguir el periodo de hospitalización en su domicilio, durante al menos una semana más. 
Tome la medicación exactamente como se la ha prescrito su cirujano.

Si está recibiendo algún tratamiento por otra enfermedad debe seguir haciéndolo, a no ser que se le indique lo contrario. 
La herida quirúrgica debe mantenerse limpia y seca. Puede ducharse, con asistencia, y a continuación secarse bien con una gasa estéril, pincelar la herida con povidona yodada (Betadine) y cubrir la herida con un apósito estéril. Por favor, tenga mucho cuidado en la ducha. 
Las suturas de la piel deben retirarse a partir de los siete días de la intervención. En caso de reintervención se debe esperar al menos 14 días.

Procure no sentarse en sillas o butacas bajas durante un periodo de cuatro semanas. Evite el sofá si no va a estar con la espalda completamente recta. Puede hacerlo en un taburete alto, o colocar uno o dos cojines en una silla, preferiblemente con reposa-brazos. No obstante, durante la primera semana, debe alternar periodos en los que esté sentado en una silla cómoda con paseos de unos 5-10 minutos y reposo en cama. No salga de casa hasta retirar suturas. A partir de la segunda semana,
camine todos los días, breves periodos de tiempo (15 min.), incrementando progresivamente las distancias. 
No viaje en coche ni otros medios de transporte durante estas dos semanas (salvo para ir al centro de salud o visitar al médico). 


El primer mes se encontrará más confortable con una faja lumbar. Debe colocarla cuando vaya a levantarse. No hace falta en la cama. Procure no habituarse demasiado a la faja, al mes deberá prescindir de ella.

TERCERA SEMANA Y CUARTA SEMANA
:

Progresivamente usted se va a sentir cada vez más recuperado. Es posible que persista algunos síntomas residuales, en forma de hormigueos o falta de sensibilidad, en la/s pierna/s, o que note dolor en la región lumbar con el movimiento.

Tenga en cuenta que la cicatrización completa precisa entre 6 y 8 semanas.

Tenga paciencia.La herida debe estar ya completamente cicatrizada y no precisará apósito alguno. No obstante, si lo desea coloque una gasa sobre la cicatriz para evitar el roce con la ropa.

Comience a salir de casa y a caminar trayectos cada vez más largos. Siempre por terreno llano y con calzado deportivo.

Evite escaleras y pendientes.

Evite caminos no asfaltados.

Al término de la cuarta semana debe acudir a la consulta para hacer una revisión.