Tumor Medular y Columna

TUMOR MEDULAR Y COLUMNA

Los tumores que afectan a la columna vertebral pueden tener diferente origen y tratamiento según su localización (vértebra, meninge, nervio o medula). El tratamiento puede ser curativo, conservador o paliativo dependiendo de la situación y extensión de la lesión. Ante la aparición de lesiones de aspecto tumoral que afecten alguna de estas estructuras debe ser valorado por un especialista que le aconseje.

Las lesiones tumorales benignas que más frecuentemente afectan a la columna vertebral son de crecimiento lento y habitualmente respetan el hueso y la médula espinal, como por ejemplo los Meningiomas o Neurinomas. Habitualmente la clínica se instaura de forma progresiva, no acostumbran a producir dolor, peropueden afectar al equilibrio, la fuerza o la sensibilidad en caso de compresión de la medula espinal. En estos casos la cirugía puede ser curativa y es altamente recomendable que sea valorado por un neurocirujano especializado.

En otras ocasiones los tumores se originan de celulas de la medula espinal, como es el caso de los ependimomas o astrocitomas. Habitualmente requieren tratamiento quirúrgico y según su anàlisis definitivo tratamiento oncológico complementario. En el caso de afectar a la medula espinal resulta imprescindible que sea tratado por un neurocirujano especialista que disponga de neuromonitorización y microcirugía avanzada.

Los tumores que afectan al hueso de las vértebras son muy frecuentes en pacientes que padecen otro tipo de tumores y que mestastatizan. En estos casos, el tratamiento de las metástasis se realizatras la evaluación en un comitè multidisciplinar con los oncólogos y puede requerir cirugía con intención curativa o paliativa. Actualmente se disponen de técnicas para liberar la medula espinal, realitzar una biopsiacon cementación vertebral, y en algunos casos extirpar la vértebra afectada y fijar la columna vertebral para evitar que se inestabilize.

Síntomas del tumor medular

Los síntomas dependen de la localización, el tipo de tumor y de susalud general. Los tumores que se han diseminado desde la columna a otrositio (tumores metastásicos) a menudo progresan rápidamente. Los tumores primarios con frecuencia progresan lentamente durante semanas o años. Los tumores en la médula espinal generalmente causan síntomas, algunas veces, en grandes porciones del cuerpo. Los tumores por fuera de la médula espinal pueden crecer durante mucho tiempo antes de causar daño a los nervios.

Los síntomas pueden abarcar:

  • Alteración de la sensibilidad (alteración del tactoen piernas o brazos, Sensación de frío en las piernas o manos). Puede empeorar progresivamente
  • Dolor de espalda, en ocasiones limitante.
  • Suele sersevero y no mejora con analgésicos, va en aumento con el tiempo Empeora al acostarse, girarse, con el esfuerzo, tos, estornudo Puede irradiarse a la cadera, pierna o pies (o brazos) o todas las extremidades o permanecer en la columna vertebral
  • Alteración del control de la orina o la defecación
  • Espasmos o contracciones musculares (fasciculaciones)
  • Pérdida de la función muscular
  • Debilidad muscular (disminución de la fuerza muscular que no se debe al ejercicio)
  • Caidassinexplicación
  • Alteración de la marcha
  • Empeoramientoprogresivo
  • Causas del tumor medular

    Los tumores que comienzan en el tejidomedular se denominan tumores medulares primarios. Los tumores que se diseminan a la columna desde algunos otros lugares (metástasis) se denominan tumores medulares secundarios. Los tumores se puede diseminar a la columna desde la mama, la próstata, el pulmón y otras áreas.

    Se desconoce la causa de los tumores medulares primarios y algunos ocurren por defectos genéticos.

    Los tumores raquimedulares pueden ocurrir:

  • Dentro de la médula (intramedulares)
  • En las membranas (meninges) que cubren la médula espinal (extramedulares – intradurales)
  • Entre las meninges y los huesos de la columna (extradurales)
  • O los tumores se pueden extender desde otros lugares. La mayoría de estos tumores son extradurales. A medida que crece, el tumor puede afectar a vasos sanguíneos, huesos de la columna, meninges, nerviós, medul•la espinal. El tumor puede ejercer presión sobre la médula espinal o las raíces nerviosas, causando daño. Con el tiempo el daño puede llegar a ser permanente. Es por ello de vital importància que sea valorado por un especialista experto en tumores vertebrales o medulares.

    Exámenes y pruebas del tumor medular

    Un examen neurológico puede ayudar a indicar la localización del tumor. Se acompaña de la realización de alguna prueba complementaria.

  • Resonancia magnética de la columna vertebral o de la columna lumbosacra
  • Tomografía computarizada de la columna vertebral
  • Radiografía de la columna vertebral
  • Examen del líquido cefalorraquídeo (LCR)

  • Tratamiento del Tumor RaquiMedular.

    El objetivo del tratamiento es reducir o prevenir el daño a los nervios por la presión o compresión de la médula espinal, y si es possible extirpar en su totalidad la lesión para paliar o curar la enfermedad. El tratamiento se debe suministrar rápidamente. Cuanto antes se presentan los síntomas, más rápido se necesita el tratamiento para prevenir una lesión permanente. Cualquier dolor de espalda nuevo o inexplicable en un paciente con càncer debe tomarse en serio.

    Los tratamientos abarcan:

  • Corticosteroides (dexametasona) que reduce la inflamación alrededor de la médula espinal y en los nerviós.
  • Puede ser necesaria la cirugía con el fin de aliviar la compresión sobre la médula espinal. Algunos tumores se pueden extirpar completamente; en otros casos, se puede extirpar parte del tumor para aliviar la presión sobre la médula espinal.
  • Se puede utilizar radioterapia con la cirugía o en lugar de ésta.
  • La quimioterapia se puede recomendar en algunos casos.
  • La fisioterapia puede ser necesaria para mejorar la fuerza muscular y la capacidad para desenvolverse de manera independiente.

  • ¿Cuál es el Pronóstico?

    El desenlace clínico varía dependiendo del tumor. El diagnóstico y tratamiento tempranos generalmente llevan a un buen pronóstico. El daño nervioso con frecuencia continúa aun después de la cirugía. Aunque es probable que haya algo de discapacidad permanente, el tratamiento puede retrasar el desarrollo de una discapacidad mayor y la muerte.

    No dude en consultar con un especialista para que le pueda ofrecer el mejor consejo y tratamiento.