Tumor Cerebral: Craneofaringioma

Tumor Cerebral: Craneofaringioma

Un craneofaringioma es un tumor benigno que surge de pequeños nidos de células cerca del tallo hipofisario.

Hay dos tipos de craneofaringiomas: uno que aparece en niños (antes de la adolescencia) que suele ser más quístico y otro que aparece en adultos (mayores de 45 años) y suele ser más sólido.

Los craneofaringiomas crecen en una región del cerebro que está justo en el centro del cráneo, cerca de la glándula hipófisis. A menudo pueden comprimir los nervios ópticos y pueden provocar una pérdida de visión en los pacientes. También puede afectar a la producción de hormonas de la glándula hipófisis.

Tratamiento de los craneofaringiomas

La cirugía para extirpar el tumor suele ser el primer paso en el tratamiento. Si hay hidrocefalia (exceso de agua en el cerebro), se puede colocar una derivación (sistema de drenaje) durante la cirugía. La derivación ayudará a eliminar el exceso de líquido cerebroespinal del cerebro y aliviar la presión sobre el cerebro.

En la actualidad, muchos craneofaringiomas se operan mediante un abordaje endoscópico por la nariz. La técnica es similar a la utilizada para operar adenomas hipofisarios, pero en este caso suele ser necesario ampliar el acceso a las estructuras de dentro del cráneo. Ver más detalles del tipo de operación en la sección: Cirugía Endoscópica Hipófisis y de Base de Cráneo. Actualmente la cirugía de los craneofaringimas se realiza mediante un abordaje endoscópico realizado por un grupo experto en la realización de esta cirugía, como el equipo de Brain Spine Surgery Barcelona

Dependerá de la extensión del tumor para elegir una vía de acceso u otra. En ocasiones será necesario la realización de una craneotomía o ventana de acceso al cráneo para poder extirpar el tumor.

Se puede indicar la radioterapia si no se puede extirpar todo el tumor visible. En niños menores de 3 años, la radiación puede retrasarse mediante el uso de cirugía o terapias hormonales para no provocar retrasos en el crecimiento.

Este tumor tiende a ubicarse cerca de la glándula pituitaria, que controla el equilibrio hormonal en el cuerpo. Para garantizar el mejor resultado, un endocrinólogo (un médico capacitado para tratar los desequilibrios hormonales) puede trabajar con el equipo de tratamiento para desarrollar un plan de cuidado a largo plazo.

Su neurocirujano le explicará con más detalle todos los aspectos que le puedan preocupar sobre su enfermedad.